Tattoos blackwork: oscuridad y contraste


El tatuaje blackwork ha sido, sin duda, uno de los estilos de tatuaje que más protagonismo ha ganado en los últimos años. Sus piezas sólidas con negros intensos y fuertes contrastes han enamorado a gran parte de los amantes del tatuaje.

¿En qué consiste el tatuaje blackwork?

Como su propio nombre indica, el tattoo blackwork usa solamente tinta negra para plasmar el dibujo sobre la piel. Esto significa que se crean piezas con un alto contraste, ya que se pierden las sombras y grises que caracterizan, por ejemplo, al estilo realista. Para conseguir realizar sombras que doten de profundidad al tatuaje, se usan tramas, degradados y técnicas de puntillismo.

El puntillismo, el tatuaje ornamental y mehndi, y la evolución del tatuaje tribal y maorí han tenido, sin duda, una gran repercusión en el avance del estilo Blackwork. Estas técnicas, con sus líneas sólidas, uso de una única tinta y grandes zonas en negro, fueron sin duda sus precursoras.

A nivel técnico, en el tatuaje estilo blackwork lo más importante es que los negros sean realmente sólidos y saturados. Esto parece fácil pero no lo es, ya que se debe tener un control total de la máquina y un dominio de la técnica muy preciso. Conseguir que todos los negros tengan la misma profundidad es especialmente difícil. El artista debe conseguir el equilibrio entre no pinchar demasiado fuerte en unas zonas para evitar dañar la piel; ni pinchar demasiado superficialmente dejando zonas “en blanco”. Y sin embargo, de ello depende que el resultado de un buen tattoo blackwork sea satisfactorio.

Características del tatuaje blackwork

El tatuaje Blackwork varía enormemente de artista a artista. La característica que une a todos sigue siendo el uso de negro como única tinta; que la pieza final sea más sencilla o compleja, más brillante u oscura, dependerá del estilo personal del tatuador. Sin embargo, hay algunas especialidades que podemos destacar dentro del blackwork:

Cover tattoo

El uso de los negros intensos del estilo blackwork lo hace perfecto para cubrir tatuajes antiguos y que ya no nos representan. Una manera de disimular tatuajes viejos sin necesidad de pasar por el láser.

Tatuajes negros o Blackout tattoo

Cubrir zonas completas como brazos o piernas de color negro es una manera extrema de empezar de 0. Es el extremo opuesto de no llevar ningún tatuaje.

Blast over tattoo

A medio camino entre el cover up y el blackout, el blast over imprime un nuevo tatuaje sobre otros diseños más antiguos y ya desdibujados. Es una técnica que está ganando mucha popularidad, especialmente con diseños en blackwork de estilo mandala y ornamental.

Los tatuajes en negro están intrínsecamente unidos a otros estilos de tatuaje, como por ejemplo:

Tatuaje ornamental y mandala

Aunque los mandalas originales cuentan con brillantes arenas de colores, en la piel suelen plasmarse únicamente en negro con líneas muy precisas para mantener la naturalidad, elegancia y belleza de este estilo.

Tatuaje dotwork o puntillismo

El uso de puntos y tramas es la manera de aportar luces y sombras al tatuaje blackwork.

Tatuaje maorí, polinesio y tribal

La evolución de los tatuajes tribales, donde se cubren grandes zonas del cuerpo únicamente con color negro, es de una gran inspiración para los tatuajes blackwork.

Tatuaje neotraditional y newschool

Los tattoo artists con estilos más modernos se inspiran en el uso del negro para crear sus diseños únicos, con líneas sólidas y cero uso de otros colores.

Sea como sea, aquí te dejamos unos cuantos ejemplos de tatuajes blackwork y nuestros tatuadores especializados en blackwork para que te inspires para tu próxima pieza. Una opción elegante y atemporal porque ¡el negro nunca pasa de moda!

Resolvemos todas tus dudas. Contacta con nosotros

¿QUIERES UN TATUAJE?

Dinos qué preferencias tienes

Ejemplos de Tatuajes Blackwork